27 de agosto de 2013

Circulo vicioso.

Creo que esto nunca me abandonara. Moriré con ello. Viviré con ello.
Cada vez que pienso eso me entra una pequeña presión en mi pecho, como si no pudiera respirar y me sudan las palmas de las manos. 
Porque son las cuatro y cuarto de la mañana y solo puedo pensar en todo lo que comí hoy. En los tres Kinder Bueno que están en el cajón de la cocina reservado para porquerías. Mi cajón, básicamente. Y ahora puedo controlarme -porque ya he comido un paquete de filipinos (720cal), gorda- pero ¿mañana? No podré. Y nunca podré.
Y siento que esto me supera, que no le puedo plantar cara. Que voy a ser un quiero-y-no-puedo para siempre. Siempre comiendo y sintiéndome culpable, y como me siento culpable pues como y volviéndome a sentir culpable y así una y otra vez... 
Estoy bastante negativa, estoy llorica. Lose. Perdón. Pero, ¿que cojones? Para algo está este blog.
Besos, princesas.

5 comentarios:

  1. Tranquila, siempre habrá alguien que esté contigo y te comprenda, aunque sea sólo virtualmente :) hay días que todo se ve negro, pero trata de relajarte y no pienses tanto. Si tu quieres puedes controlarlo y si te está superando demasiado, trata de comer 1.200 kcal dividido en 5 comidas al día. No subirás de pes con eso y créeme que de verdad cansa demasiado emocional y físicamente comer mal, lo malo es que no nos damos cuenta en el momento. Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola princesa gracias por comentarme
    Te sigo n_n
    No te sientas así simplemente necesitamos buscar la fuerza interior que todas poseemos y emplearla, siempre habrá momentos donde nos costará mas trabajo, pero ya hicimos la elección de perder peso, de ahí en adelante es cumplir con nosotras mismas y tratar de no sucumbir, a mi también me pasa mucho, pero trato de remediarlo al día siguiente comiendo menos o haciendo mas ejercicio, siempre hay un mañana para empezar de nuevo o es mas, también el mismo día podemos decidir hacer borrón y cuenta nueva y seguir dando nuestro máximo
    Espero y estés mejor
    Me despido
    Ciao
    Cuídate
    Never Give Up!

    ResponderEliminar
  3. a veces es necesario sentirnos culpables de nuestros actos, porque muchas las veces esta el arrepentirnos y buscar una salida, muchas veces nos encontramos luchando con nuestras propias fuerzas sin poder lograr lo que queremos pero si tu clamas y pides dirreccion a Dios... ( no se si crees en Dios, pero en le puedes buscar mucho refugio si tan solo pides que te ayude a salir de este martirio, El siempre llega justo a tiempo princesa asi que levanta la mirada al frente y valora lo que Dios te ha regalado una vida y muchas cosas que solo tu sabes) espero que no me bloquees por esto, pero pues tanto como tu y otras personas que he conocido han pasado lo mismo pero siempre han recibido fuerzas de Dios para seguir adelante asi que no olvides princesa el te dara nuevas fuerzas como las aguilas para tomar un vuelo aun mas alto....

    saludos y muchas bendiciones un abrazo
    :)

    ResponderEliminar
  4. tranquila... te entiendo perfectamente! a mí también me pasa... tengo temporadas.Hay veces que estoy varias semanas así, dándome atracones sin parar... pero después pienso en que hace un par de años, estuve con ana, sin dudar, no tenía ningun tipo de interés por la comida, era capaz de decirle que no a las cosas que mas me gustaban...y por eso lucho ahora. Por volver a tener ese control de decirle que NO a la comida, por mí, por que es lo que realmente quiero y deseo. Y por eso nos apoyamos unas a las otras, así que tienes todo mi apoyo... yo ahora lucho contra eso, contra los atracones, he llegado a un punto que he decidido que voy a hacerlo, porque quiero hacerlo y puedo hacerlo. Un besito princesa y muuuuuuuuuuuuuuuuchísimo ánimo!!! que sé que puedes conseguirlo :)

    ResponderEliminar
  5. hermosos blog la verdad que me siento mil
    veces identificada con todo esto ,
    las princesas nos levantamos
    siempre pensar en positivo esa es la respuesta
    besos

    ResponderEliminar