27 de agosto de 2013

Sola con mis pensamientos.

Miro antiguas entradas. No sé si es constructivo o destructivo. Había muchas cosas que he olvidado pero que ahora recuerdo como si hubiesen sido ayer. Pero solo veo propósitos fallados. Palabras huecas, vacías. Casi tan falsas como las sonrisas que por aquel entonces, y por este ahora tengo que soltar. 
No estoy segura de que estoy haciendo. Mi vida es comida, calorías y... iba a decir hambre, pero el hambre es algo que desde hace mucho tiempo que no siento. El 31 de Julio fue la última vez. Así, casi sin quererlo, no comí nada en todo el día. Me sentía ligera, con energía, alegre. Sí. Alegre. Llevo casi un mes sin sentirme alegre. Y no sé que es peor, que solo me haga feliz el ayuno, o que no haya ayunado en un mes entero casi.
Me siento llena.
Odio a esta asquerosa sociedad. A mi misma por dejarme influir por ella. Pero me tiene agarrada el pensamiento de que si no peso "x" kilos, no soy más que basura, del montón, que nadie se va a fijar en mi, tan solo se fijarán para decirme lo gorda que estoy. No me quiere liberar este pensamiento, y yo tampoco lo quiero, en cierto modo. Porqué parece ser que solo soy feliz cuando veo un número menos en la báscula, una talla menos de pantalón. Y no me voy a quitar esa felicidad. Porque por muy locura que sea para otras personas, así es mi vida desde que tengo memoria. Y joder, intente dejar a Ana y Mía estos meses sin ponerme al blog. Y lo hice. Y engordé. Y hace dos meses empecé con Mía. Luego con la cuchilla en verano y con Ana otra vez. Un consejo: no uséis la cuchilla en verano, tome el sol cuando me estaba cicatrizando y un mes después tengo la mayor cicatriz del mundo en mi brazo derecho. Y ahora estoy en el blog otra vez, viendo como tenéis metas, las intentáis, caéis, pero os levantáis y algunas las cumplís. Y yo... sin propósitos. Sin báscula. Sin báscula no soy nada. No sé cuanto peso, y me entra terror el pesarme en una farmacia y que la gente vea cuán gorda me he puesto. Necesito una báscula. 
Estoy perdida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario