24 de octubre de 2013

Como en una montaña rusa que solo baja.

 Hace bastantes días que no escribo y no hay más razón qué el que no estoy haciéndolo nada bien. Después de la última entrada al día siguiente también fui al gimnasio, comí poco y mucha agua, y al siguiente igual. Y al siguiente... ya no fui. Y comí. Cagándola como siempre. Me habían entrado en esos días los pantalones mucho más fácilmente e incluso me pude poner unos de mi época talla 34 (apretando mucho, eso sí, pero antes ni pasaban de mis horrorosas piernas fofas). Y ahora me vuelven a apretar o a no entrar siquiera. 

No escribo porque no tengo cosas buenas que decir y me avergüenzo por ello. 
Adiós princesas, os amo.

4 comentarios:

  1. nena, aunque estes fallando, siempre habra alguien dispuesta a leerte y darte animos, no cres qe es mejor psar las malas rachaz acompañada?

    ResponderEliminar
  2. ¡Ánimo!
    Ya verás que se puede, de a poco... ¡si no es hoy, es MAÑANA!

    ResponderEliminar
  3. pero porque lo das todo por perdido animo lo puedes retomar la cosa es levantarse una y otra vez vos podes si que podes YO CREO EN TI GO FOR IT

    ResponderEliminar
  4. Si te caes, te levantas. No es fácil, entiendo, cuantas veces me pasaba días comiendo poco y la cagaba con un atracón, sé lo que es bajar tres kilos y que ni se note y el subir 500grms te peses como 100 kls. Pero ya esta, tomatelo con calma, que bajar de peso no es fácil.
    Tienes nuestro apoyo, espero leerte mejor :)

    ResponderEliminar